Proyectores de área


Con la llegada de la tecnología LED, toda la iluminación del hogar ha sido una verdadera revolución. Desde la ampolleta al proyector, la evolución de las tecnologías ha venido a traernos una iluminación que no existía aún hay diez años. Hoy en día se pueden encontrar nuevos tipo de iluminación que permiten iluminar tanto eficaz como decorativo en variados aspectos.

¿Cómo elegir tu proyector de exterior?

El primer elemento a considerar al elegir un proyector para exteriores es la superficie a iluminar. Elegirás la potencia de tu proyector según el área a iluminar. Tenga en cuenta que es inútil tomar demasiada potencia sin considerar dimensiones, esto puede generar demasiada intensidad, generando mucho brillo.

Los proyectores para exteriores actualmente tienen potencias que van desde 10w hasta más que 200w. Un pequeño proyector 10w es interesante para iluminar una entrada corta para ver dónde pones los pies. Pero si tienes un área grande como un patio o una terraza, es recomendable ir en modelos de más de 50w.

Los proyectores se clasifican según la apertura o dispersión del haz de luz, siendo principalmente de tipos simétricos y asimétricos, dependiento de la proyección que estos generan, para uso hogar, siempre es recomendable el uso de proyectores asimétricos con buena distribución y uniformidad de la luz.

La forma de la distribución del haz de luz depende del tipo de proyector. Así, en los proyectores circulares puede ser ovalado o cónico de proyección simétrica, obteniéndose una proyección elíptica sobre las superficies iluminadas, esto debido al ángulo de instalación en respecto de la superficie. Mientras, en los rectangulares suele ser simétrica en los planos horizontal y vertical; debido a que forma un cuadrado, si estos altera su punto focal, pueden transformarse en distribuciones asimétricas.

Para la denominación de apertura de un proyector basta indicar los ángulos de abertura en sus planos de simetría (vertical y horizontal normalmente). Por ejemplo, 10º/40º indica un proyector que tiene en el plano vertical 5º a cada lado del eje central y 20º en cada lado en el plano horizontal. En el caso de proyectores de haz simétrico, basta solo con mencionar la apertura general de este.

Por otra parte, la eficiencia del proyector es la relación entre los lúmenes contenidos dentro de la abertura del haz (lúmenes del haz) y los lúmenes de la lámpara en tanto por ciento.

En el caso de la tecnología LED, se ha logrado eficiencias de los equipos proyectores cercanas al 100%

 

Cálculo de instalaciones con proyectores

A la hora de plantearse un proyecto de iluminación por inundación, hay que empezar estudiando el ámbito de aplicación de nuestra instalación. Los más habituales son:

  • Iluminación de áreas de trabajo o industriales
  • Iluminación de edificios y monumentos
  • Iluminación de Recintos deportivos
  • Aplicaciones en alumbrado publico

En cada una de estas aplicaciones, podremos encontrar los niveles de iluminación más adecuados para garantizar una correcta iluminación.

Una vez realizados los pasos anteriores seguiremos con la elección de los proyectores. Una regla a tener en cuenta es que mientras más lejos los coloquemos de la zona a iluminar, más estrecha será la apertura del haz necesaria. Por otro lado, para conseguir una buena uniformidad conviene solapar los bordes de los haces de los proyectores que iluminan la superficie a tratar. El emplazamiento de los proyectores depende de la aplicación a que destinemos la instalación y del entorno circundante. En zonas pequeñas puede bastar con un único punto en donde se dispongan los diversos tipos de apertura.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *